La Selección Nacional Sub-18 de beisbol dio un gran paso en ruta a las semifinales del Campeonato Premundial de Panamá, lo que además equivale clasificar al Mundial de Corea del próximo año, al vencer 6-5 a uno de los favoritos del torneo, México.

López tiró 5.1 entradas de ocho hits, dos carreras, tres bases y dos ponches como abridor, dándole tiempo a la artillería de ajustarse y tomar una ventaja considerable, que al final casi se le escapa de las manos a los pinoleros.

La ofensiva de 11 cohetes del equipo nacional estuvo encabezada por los profesionales Tristan Hansack y Rodolfo Bone con tres imparables cada uno.

Además, Carlos Bravo se fue de 3-2 con un doble y dos remolques.

Hansack, de los Nacionales de Washington, y Bone, de los Gigantes de San Francisco, hicieron este año su debut en las Ligas Menores en la Liga de Verano de República Dominicana.

Los nicas atacaron con una carrera en el tercero, una en el cuarto, una en el quinto y dos en el sexto.

Con el juego 5-0, México despertó con dos anotaciones en el cierre del sexto para explotar a López.

 Nicaragua recuperó una en el séptimo, pero los aztecas se soltaron ante el relevista Sergio Umaña con tres carreras en el cierre del octavo que estrecharon la pizarra 6-5.

Kenny Cruz salvó de más peligro y cerró el juego para anotarse un merecido rescate.

El  perdedor por los aztecas fue José Martínez.

Nicaragua juega este sábado a las 2 de la tarde contra Argentina y el domingo va contra Panamá (6:00 p.m.) en el duelo que podría asegurar la clasificación al Mundial, porque al perder ante los canaleros, se podría armar un alboroto, algo así como un triple empate del cual no tendríamos garantía de quedar dentro de los semifinalistas.