Nicaragua inició feroz en el Campeonato Panamericano de Beisbol Sub-10 al noquear 11-1 a República Dominicana en cinco entradas en San Pedro Sula, Honduras.

Los caribeños Leyman Hernández, del Triángulo Minero, y Cristopher Castillo, de Mulukukú, se combinaron en la loma para dominar a los dominicanos, que anotaron su única carrera en inicio de la cuarta entrada debido a un mal tiro de los pinoleritos.

Hernández ganó el duelo tras tirar tres entradas de un hit, cinco ponches y tres boletos. Con el bate conectó dos hits en tres turnos e impulsó tres carreras.

“Me siento muy feliz. Dios me dio las fuerzas para batear y pichar. Fue emocionante ganar el partido. Sentí un poco de nervio”, expresó Leyman al periodista Miguel Espinoza, enviado por la Federación Nicaragüense de Beisbol Asociada (Feniba).

En el cierre de la primera entrada, Nicaragua anotó tres carreras impulsadas por Leyman (2) y Jordy Vallejos (1).

Luego en el tercero, los nicas volvieron a la carga con cuatro anotaciones tras un boleto con bases llenas a Gibshon Paulo e imparable de dos carreras de Kenly Hunter para el 7-0.

En el cuarto, Nicaragua siguió aprovechando los errores de la defensiva dominicana para anotar un racimo de tres carreras gracias a imparables de Cristopher y Miguel Membreño, quienes impulsaron una y dos carreras, respectivamente, para el 10-1.

Luego Leyman dio el hit ganador y además impulsó una carrera que propició el nocaut de 11-1.

“Desde un comienzo hablé de la calidad de los niños. Tenemos peloteritos bajos pero con mucho espíritu de hacer bien las cosas”, explicó la mánager Angélica Ramírez a Espinoza.

Tomado de La Prensa/Rosa Membreño